¿Valoras la honestidad y la sinceridad en tu empresa?

abril 23, 2015

 

En muchas ocasiones, integramos en nuestra empresa a personas que, ya sea por lazos familiares o de amistad, consideramos que son los adecuados para formar parte de ella.

Eso sí, sin tener en cuenta si esa persona es o no la adecuada.

Y esto es un error.

Por esta razón, suele ocurrir que no todo sale como esperábamos.

Un ejemplo de ello es la historia de Alberto, ya te hablé de él.

En estos momentos está un poco angustiado.

“Tengo un dilema.

 

Hace unos meses contraté a mi cuñado Pablo para el puesto de Director Financiero.

 

Quería tener a una persona de confianza, y quién mejor que el hermano de Alejandra para desempeñar las funciones de responsabilidad que ese puesto requiere.

 

Reconozco que no soy partidario de contratar a los miembros de mi equipo sin analizar previamente si son las personas idóneas.

 

Pero en el caso de Pablo hice una excepción. Me dejé llevar por el mal momento profesional que él estaba pasando y decidí arriesgarme.

 

Además, se trata del hermano de Alejandra. ¿Podía negarme a contratarle?

 

La verdad es que me sorprendió su facilidad para adaptarse al puesto y su desenvoltura en el trato con los clientes y con el resto de la plantilla.

 

Sin embargo, transcurridos unos meses noté que algo no marchaba bien.

 

Advertí algunos descuadres contables que, ciertamente, me sorprendieron.

 

Confiaba en su buen quehacer y esta circunstancia me preocupaba.

 

Decidí llamarle para que acudiera a mi despacho y me explicara lo sucedido. Sin embargo, sus argumentos no me convencieron en absoluto.

 

Advertí cierta falta de sinceridad en su modo de hablar. Le notaba nervioso.

 

Concluida la reunión con Pablo, me marché a casa pensativo y dándole vueltas al asunto.

 

Se trata de Pablo. ¿Y ahora qué? He descubierto que no es una persona honesta y sincera. Y no puedo permitirme tener a alguien así en la empresa, y mucho menos, en el departamento financiero.

 

La honestidad y la sinceridad constituyen competencias de eficacia personal que valoro mucho en la empresa.”

 

Quizá en tu empresa también consideres la honestidad y sinceridad dos de las competencias más destacadas.

¿Pero qué entiendes por honestidad y sinceridad?

Estoy segura que querrás que tu equipo esté formado por personas que se muestren tal cual son.

Que no hagan uso de ninguna máscara. No la necesitan, pues se muestran ante los demás del mismo modo a como son realmente.

Actúan conforme a su modo de pensar y sentir.

¿Y cómo se identifica por la escritura a una persona honesta y sincera?
  • Letra legible y clara
  • Coherencia entre texto y firma (tamaño, forma, inclinación, dirección)
  • Firma clara y legible
  • Firma con rúbrica sencilla o sin rúbrica

 

Ejemplo de escritura de una persona sincera

De modo que ya sabes, si no quieres verte en la misma situación que Alberto, antes de contratar a un nuevo miembro de tu equipo, estudia bien si quien va a formar parte de tu proyecto es una persona honesta y sincera.

Su escritura dará las pistas.

Cuéntame si en alguna ocasión te has visto en la misma situación que Alberto.

 

No olvides que con el análisis de la escritura dispones de la mayor información posible para alcanzar el verdadero éxito en tu empresa. Por tanto, garantiza la elección en la selección y ajústalo a las necesidades reales que tu proyecto requiere.

La escritura revela nuestra personalidad sin trampa, pues escribimos como somos. Por eso, hago afortunadas a las empresas por identificar qué profesionales son los adecuados para formar parte de su equipo. Considero de gran importancia no descuidar el aspecto humano de cada cliente. Y acentúo su satisfacción con contenido útil, informes de alta calidad y un trato atento, profesional y cercano.

About Susana Carrillo

Soy Susana y como grafóloga pongo a tu alcance la información objetiva que se esconde en el subconsciente, para favorecer la acción focalizada y alcanzar tus objetivos ya sean personales o profesionales. Como perito calígrafo emito dictámenes sobre la autenticidad, falsedad o simulación de firmas y escrituras manuscritas realizadas en cheques, pagarés, contratos y en todo tipo de documentos.
¿Te ha gustado este artículo?
Forma parte de mi lista y recibe contenido exclusivo cada semana

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>