La verdad es que parece una abreviación de su firma

abril 30, 2015

Lunes. 8:30 horas.

Llueve, y el viento ha hecho que mi paraguas haya quedado para el desguace. Además, tengo una migraña de campeonato que, desde anoche, ha decidido acompañarme.

¿Qué más puede suceder este lunes?

Hoy tocar echar un vistazo a los vencimientos más próximos. Y… ¡cómo no! de nuevo llega el vencimiento de una letra de cambio y no se ha procedido al pago.

Esta situación no me gusta nada.

El importe de la letra es de 15.000 € y vamos a tener otro impago. Y ya van tres en lo que llevamos de mes. ¿Qué clase de operación es esta?

No me suena haberla formalizado yo. Me acordaría.

¡Claro! Ahora recuerdo.

La operación se formalizó cuando yo estaba de vacaciones y, evidentemente, no entiendo nada.

He observado algunas irregularidades en la operación. Entre ellas, que la firma del librado que figura en la letra de cambio no se parece, en nada, a la que figura en la ficha que tenemos del cliente.

¿Es que no se le pidió el DNI?

Y ahora pasará lo de siempre: la negativa de que esa no es la firma del librado.

Tendré que investigar a fondo este tema antes de poner el asunto en manos de los abogados.

¿De quién es esa firma? ¿Del librador que la ha modificado conscientemente?

Observándola con atención, la verdad es que parece una abreviación de la firma habitual del librado, pero sería conveniente que un perito analizara ambas firmas para verificar si corresponden a la misma persona.

Bien, el supuesto narrado es un ejemplo de lo que podría ser una falsificación de firma por automodificación, es decir, el autor de la misma ha modificado conscientemente su grafía para eludir la responsabilidad del documento firmado.

Sin embargo, a pesar de las variaciones que podamos realizar en nuestra escritura, efectuamos determinados gestos tipo que permanecen invariables.

De ahí que no sea tan fácil modificar la escritura natural.

No se puede disimular la propia grafía sin que se note el esfuerzo de la lucha contra el subconsciente.

Así pues, no olvides los beneficios que un informe pericial caligráfico puede aportarte:

 

About Susana Carrillo

Soy Susana y como grafóloga pongo a tu alcance la información objetiva que se esconde en el subconsciente, para favorecer la acción focalizada y alcanzar tus objetivos ya sean personales o profesionales. Como perito calígrafo emito dictámenes sobre la autenticidad, falsedad o simulación de firmas y escrituras manuscritas realizadas en cheques, pagarés, contratos y en todo tipo de documentos.
¿Te ha gustado este artículo?
Forma parte de mi lista y recibe contenido exclusivo cada semana

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>